Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

lunes, 14 de abril de 2014

Gravedad.

Es tan agradable cuanto te estiras sobre la hierba, boca arriba, y sientes todo el planeta y su masa debajo de ti, tirando hacia abajo, impidiendo que salgas flotando hacia el inhóspito espacio exterior. 

La gravedad. Esa perra traicionera que hace que me hunda como una piedra en el agua por ser de huesillo denso. Esa que tiene a la Tierra y su Luna girando cara a cara, en una danza casi eterna donde... sí, hay otras cosas por allá, lejos, como Neptuno. Pero a quién le importa, Tierra, Luna.




Wellcome Images

2 comentarios:

Un Pequeño Demonio dijo...

Pues a mi no me importaría levitar por un rato a ver que se ve a lo lejos, lo de aquí es todo tan monótono... a lo mejor en Neptuno alguien me entiende.

Fran dijo...

A veces es necesario salirse del camino! Neptuno suena bien, con ese azul... y ese frío...