Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

lunes, 20 de enero de 2014

La vaca y la música.

Quizá se viva mejor, pero es más fácil no hacer nada.

Ni siquiera sabía que los vecinos tenían vacas. Pero hoy el día se hizo largo. Una de ellas se quejaba, creo, aunque no estoy muy familiarizado con como se expresan. Y no había nadie a quién decirle que echase un ojo, así que me pasé buena parte del día escuchando los quejidos graves del animal. 

Hubo un momento por la tarde en que me tiré de los pelos, amargado por ello. Y pensé: si pongo música un poco alta, no la escucharé.

Creo que al fin y al cabo, de un modo u otro, eso es lo que hacemos todos los días. 

3 comentarios:

Reyes Blanco Martínez dijo...

LA VACA Y LA MÚSICA DE BRUCH:
Dicen que la música amansa a las fieras no? Esta vez el pobre animal te transformó en fiera a tí! Me gustaría verte tirándote de los pelos, furioso! Eso lo hacías desde pequeño no?
He leído en un artículo recientemente que en un lugar de la campiña irlandesa sucedió algo parecido, mejor dicho, mucho peor, porque había muchas más vacas y el hombre, a pesar de intentar tranquilizarse tomándose una Guiness tra otra, se estaba volviendo loco. Fue precisamente la música de Bruch, concretamente,el concierto para violín, la solución al delicado problema: Este concierto les encanta a las vacas sensibles y a algunos humanos también. En este caso se calmaron todas las fieras. Si vuelve a ocurrir, ya sabes! Bruch a tope para toda la peña! Es de suponer que con esas grandes orejas tendrán un oído exquisito, no?
Reyes

Fran dijo...

Mmm... habrá que probar, Reyes. Te contaré :)

Reyes Blanco Martínez dijo...

LA RANOVACA Y CHAIKOVSKI
Yo creo que es mucho más difícil no hacer nada. Quedarse parado sin hacer nada sí que me pone nerviosa a mí , más que todas esas vacas que te rodean.
Pues ya ves! Tienes vecinas!
En serio ¿dudas de que les guste esta música?. Puedes probar con esta otra:
Verás! Estoy segura de que esto te va a funcionar. Tu problema no es la vaca, es que ésta, tu nueva vecina, te salió rana. ¿será una ranovaca?. Si te desquicias tú y pones tu música metalera a toda pastilla, seguro que la desquicias más a ella, y tú te tranquilizarías un poco claro, pero se trata de que estéis tranquilos los dos no? Menuda pareja! Ponle a la vaca y de paso los escuchas tú el concierto Nº 1 para piano de Chaikovski Ya verás! Al cabo de un rato pasaría esto que yo me imagino: tú tranquilo leyendo en el prado, escuchando esa preciosa música, acompañado de la “ranovaca” y ella pastando a tu lado “sin decir ni MU” jaja; como se tratase de un cuadro impresionista, pintado por Monet o Renoir, muy bucólico, con un prado floreado y una mujer paseando bajo el sol con una sombrilla, pero en esto caso, los protagonistas de tan relajante escena seriáis los dos.
Y si no conseguís relajaros con la música, sí que habrá que tomar cartas en el asunto.
Fran: “No esperes a que los demás hagan algo; algunos vivirán mejor, pero no es tu caso. Tú tienes demasiadas cosas que hacer y puedes con todo”.
Reyes. 28.02.14