Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

martes, 26 de noviembre de 2013

Si no quieres derramar sangre... quémalo.

Las glorias y miserias de la naturaleza humana, un tema infinito. Desde tiempos inmemoriales, el fuego ha sido un modo tanto de asesinato como de ejecución. Si lo primero ya es triste, lo segundo se nos hace difícil de tragar, y más visto desde esta perspectiva un poco más civilizada de la Europa del siglo XXI.



Giordano Bruno, Juana de Arco, nuestro paisano Miguel Servet, y tantos otros personajes insignes fueron quemados vivos por las autoridades seculares, en quien la Iglesia delegaba este trabajo sucio. Y miles y miles de personas que no pasaron a la historia, muchas veces por no renegar de aquellas cosas en las que creían. En Inglaterra, en Italia, en España, en Francia, en todos lados. A veces creo que el ser humano no puede, no debe ser más empático, o nos pasaríamos llorando lo que nos quede de existencia por tanto daño que hemos causado... y sufrido.Si el tema no fuese tan serio, resultaría hasta gracioso asistir al Sínodo de Verona de 1184, donde se legisló que la muerte en la hoguera sería el castigo oficial de la Herejía, dado que la Iglesia "está en contra del derramamiento de sangre". No me considero creyente, pero sí creo que Jesucristo podría llorar sangre escuchando a esa panda de subnormales que creían representarle en la tierra. De todos modos, el asunto no es eclesiástico, sino humano. Aunque la mayoría de los tostamientos hayan sido responsabilidad de esa lamentable organización, la capacidad del ser humano para mostrar su lado menos amable no necesita directivas celestiales.

El caso es que consultando unas cosas sobre Juana de Arco, con dos pinchazos llegué a una noticia que es la motivación de esta entrada. En Kenia, al menos cinco "brujas" fueron golpeadas y quemadas vivas. Dentro de tanta miseria histórica, no tendría nada de destacable. Sólo que hay un vídeo del asunto en Youtube, y la fecha del linchamiento... 21 de mayo del 2009.

3 comentarios:

Ali dijo...

Es lamentable que en el siglo XXI todavía puedan suceder cosas así. Tan listos para unas cosas y en cambio para otras somos más salvajes que el peor de los animales. Si es que hay algún animal peor que la raza humana, que lo dudo.

Fran dijo...

Ali, a este paso vamos a poder fundar un club de misóginos. Digo, perdón, de misántropos.

Anónimo dijo...

Un poco de optimismo :)

http://www.xatakaciencia.com/libros-que-nos-inspiran/libros-que-nos-inspiran-aqui-en-la-tierra-de-tim-flannery-2