Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

martes, 29 de octubre de 2013

Echar de menos...

...preparando una excursión donde hablaré sobre árboles, leer sobre el roble me hizo acordarme de mi padre. Era fuerte, una columna de sentido común y ternura contenida. La sensación que daba estar con él era la misma que tengo al poner la mano sobre un árbol.

No sólo le echo de menos, es que el mundo parece un lugar mucho más inhóspito desde el 2001. Es cierto que hay personas que dejan un vacío que es absolutamente imposible de llenar con nada, y eso es lo que realmente es echar de menos a alguien. Lo demás son contratiempos.



2 comentarios:

A dijo...

Seguro que era una persona estupenda, igual que otras que ya no están. Qué guapos están esos dos árboles.

Fran dijo...

Sí, como dicen nuestros amigos sólo los buenos mueren jóvenes. Qué jodienda. Gracias A :)