Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Acariciando espigas.

No sé qué fue exactamente. Algo, un día, me hizo pensar en esas escenas típicas de las películas en que el/la protagonista, antes de morir, rememora algún pasaje de su vida.

Ahora no recuerdo muchos casos; se me viene a la memoria la mano sobre las espigas de la Joan D´Arc de Luc Besson. O los recuerdos del general Máximo sobre su hogar y su amada, cuando muere en la arena. En la Milla Verde, un condenado a muerte le pregunta a Tom Hanks, creo, si cuando muere podrá irse de nuevo a sus dieciocho años, a las montañas, con una novia que tuvo.

No está en mis planes morirme todavía. Bueno, en realidad no está en mis planes morirme nunca, aunque dudo que mis planes valgan de mucho en cuanto a eso. Pero aunque no pudiese construir ningún otro recuerdo de esos que son un refugio siempre, ya me llevo dos. Supongo que sólo por eso puedo considerarme afortunado.

No hay comentarios: