Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

lunes, 15 de abril de 2013

Dos pirámides que se encuentran.

Hace mucho tiempo, en unos meses que viví en otro país, intercambiaba correspondencia con una excompañera de trabajo y amiga que se había ido a vivir con su marido a los Estados Unidos. En ella desgranábamos novedades de nuestras vidas, pero también intercambiábamos opiniones sobre muchas cosas.

En una de esas cartas ella me comentaba sus impresiones sobre el amor verdadero, sobre esa imaginería de fundirse y necesitar al otro, de la dependencia,  como algo nocivo comparado con mantener la propia individualidad: el ser la media naranja o una naranja entera que durante un tiempo comparte rama con otra. 

Recuerdo que en mi respuesta valoré incluir una imagen bien tonta que se me ocurrió, y creo recordar que no lo hice. No está bien ser "medio algo". Pero está bien construir algo distinto, ¿no?



3 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Nos quedamos con tu pregunta final y creemos que es eso la construcción de algo distinto aportando sino mitades si "anacos" de esa individualidad que no deseamos perder. Construir algo distinto...nos gusta.

Un abrazo.

Fran dijo...

Logan y Lory: Gracias por la visita y el comentario... construir entre buena gente, suena un poco utópico en estos tiempos pero sí, supongo que eso deberíamos hacer siempre. Un abrazo doble!

Soniha dijo...

Yo me pido ser una de esas pirámides...., sólo me falta encontrar la otra!! ;-))