Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

jueves, 21 de marzo de 2013

Allegro prestissimo con fuoco, o adagio...

...y por el medio poca cosa. Escuchando a Grieg y comiendo manzanas, me doy cuenta de que muchas cosas las  hago, las provoco y las vivo como si me fuese a morir mañana. Y también de que hay otras muchas que retraso y pospongo como si fuese a vivir eternamente.


Debería hacer algo al respecto, pero creo que eso está en la segunda categoría. 

miércoles, 6 de marzo de 2013

El sujeto y el objeto.

Es un recuerdo que me asalta con frecuencia. Yo tenía cuatro años. Vivía con mi familia en un piso, compartía habitación con un hermano mucho mayor, la luz se apagaba cuando el decía, y yo me quedaba a oscuras pensando en Maite, una compañera de clase y vecina... que también tenía cuatro años. Me imaginaba con ella en una cabaña en medio de la nieve, los dos solos, con una hoguera ardiendo en el hogar, los dos vestidos con pequeños trajes de tartán. La besaba, la seguía besando, pero faltaba algo, algo que todavía no sabía lo que era.


Me pasé años bebiendo los vientos por ella, aunque no me hacía ni puñetero caso. La relación, que era más bien inexistente, no se puede catalogar como.. nada, y se acabó cuando ya en la madurez de los ocho años me planteé que mi otra vecina Maricarmen era un objeto mucho mejor para todo ese sentir.