Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

jueves, 26 de abril de 2012

Tiempo.



El otro día pensaba en cuántas cosas me han pasado en estos últimos veinte años. Así, a saco. Veinte años. Más o menos desde que comenzó mi vida adulta. Desde que aquél gañán melenudo y lleno de burda poesía comenzó a pisotear los Reinos. Siempre pensé que moriría joven, porque nunca supe vivir cuidándome ni despacio. Pero ahora no quiero, vaya. Solicito una prórroga. Se me acumulan los libros por leer. Con la música voy bien, y las películas las llevo al día. Teatro... hace eones que no voy. Conciertos, pocos, aunque acabo de ver a Xandria y a Épica haciéndolo maravillosamente bien. Se me acumulan páginas que no escribo, aunque las ideas siguen asaltándome. Las melodías también salen y se van de puntillas. Tengo muchos vinos pendientes con personas que quiero. Seguimos ensayando una vez a la semana pero tampoco aprendo nada nuevo. Tengo un videojuego que me sorbe el cerebro, cursos, clases, trabajo, amistades por cultivar y un montón de cosas que poner en práctica. Y un minipaladín al que adoro y con el que el tiempo, más que nunca, vuela.
Necesito más tiempo. Se lo robo al sueño, al trabajo, a los recuerdos. A soñar, imperdonable. Necesito tiempo para escribir, para jugar, para amar y pelear. Querido meteorito, espera. Vale?

1 comentario:

Logan y Lory dijo...

Somos juguetes en manos del inexorable Cronos y solo de vez en cuando nos concede breves momentos para disfrutar de esos otros paladines a los que vemos escapar de entre las manos y que en definitiva son los que marcan los pasos de nuesetra vida.

Nos ha gustado este texto, mucho

Un abrazo doble