Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

lunes, 27 de febrero de 2012

Tipografía.

Hoy he estado en un curso de tipografía y edición. No sé muy bien qué pintaba allí. Tan poco lo sé, que bastante antes del final, noté como un prurito, un no sé qué, y le dije a mi colega: yo me voy. Esto es una tostada infumable. No fui el único.

Ahora estaba hojeando un conocido periódico, y recordé algunas cosas que vimos en el curso sobre cómo hacer destacar los textos. Tenemos una noticia muy destacada, con un cuerpo grande, gruesa, página impar: algo sobre ese Urdangarín, un nombre que yo personalmente desterraría de las noticias. A mí lo único que me importa es que pague por lo que hizo, si lo hizo, y nada más. Sólo verle, ya antes de que todo este rollo se destapase, ya me daba vergüenza ajena, igual que al resto de la familia.

Y en una tipografía diminuta, en una esquina de una página par, un "hoy murieron unas cincuenta personas en Siria". Y menos mal que no eran chinos, si no la noticia directamente ni aparecería.

No culpo al periódico, igual que normalmente no culpo al gobierno. Sólo son nuestro reflejo.

2 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Tú lo has dicho, Fran, sólo son nuestro reflejo. Lo que antes era noticia se ha convertido en tan habitual que somos capaces de seguir tragandonos la sopa mientras en la tele aparecen imágenes de los muertos por cualquier bomba asesina.

A veces da miedo pensar en que nos hemos convertido.

Como siempre es un gusto venir a leerte.

Un abrazote doble.

Fran dijo...

Menos mal que a muchos, a veces, todavía se nos atraganta la sopa.

El gusto es mío... abrazo de vuelta.