Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

martes, 31 de enero de 2012

La placa del Pioneer X.

El otro día alguién me pregunto: ¿por qué un blog?

En 1972, buen año, lanzaron la Pioneer X. Once años más tarde se convirtió en el primer objeto fabricado por la humanidad que abandonó el Sistema Solar.

Gracias en buena parte al empeño del famoso científico y divulgador Carl Sagan, quién, por cierto, estuvo casado con Lynn Margulis, una científica que siempre me llamó a la atención, se incluyó en la sonda una placa. En ella iba un mensaje simbólico informando a una posible civilización extraterrestre, que pudiese interceptar la sonda, sobre el ser humano y su lugar de procedencia, la Tierra.




Se gastó imaginación, se gastó oro, tiempo; era peso añadido para multiplicar por litros de combustible. Pero alguien pensó que valía la pena el esfuerzo, por una mera posibilidad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

tampoco creo que añadiera mucho peso, y consecuentemente litros. eso si valia la pena intentarlo.

Mí misma dijo...

La placa de la Pionner... Esa parejita desnuda y las referencias al hidrógeno...

Bajé de Internet una imagen de la placa, hace años, y la mandé a imprimir sobre cartón pluma. Luego la regalé.

Y así nos pasamos la vida, enviando sondas. Lanzando botellitas con un poco de nosotros al océano.

Gracias por recordarme todo eso con esta entrada.

Un abrazo.

Fran dijo...

Mí Misma: gracias a ti por recoger una botellita mía y entender el mensaje.