Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Nosotros también somos alienígenas.


“Allí estaban. Las pálidas cubiertas de sus cuerpos reflejaban la luz mortecina de esa estrella del tipo espectral G2. Eran dos especímenes de distinto tamaño, siendo uno tranquilamente 7 veces más grande que el otro. El de menor tamaño presentaba un ratio superior en el tamaño cefálico y ocular, y una cierta incapacidad motora. El de mayor tamaño, empleando para ello los apéndices superiores de tipo articulado y una herramienta tosca de metal, dividía una fructificación de la flora local modificada por selección artificial, y tendía los trozos al alienígena de menor tamaño, que emitía sonidos ininteligibles mientras estiraba sus torpes apéndices para tomar el alimento. Posteriormente, ambos especímenes comenzaron un extraño ritual sobre la superficie tapizada con primitivos textiles, que incluía arañazos y mordiscos de baja intensidad, mimetizando los rituales de juego de otras especies de su planeta, mientras emitían los extraños sonidos que esta especie emite en momentos de diversión.”
Esta tarde fui a despertar a mi hijo de dos años, comimos una manzana y luego jugamos un rato en cama.

2 comentarios:

Elen dijo...

Me cuelo despacito y sin hacer ruido...
La imaginación que no falte, oiga usted!. Pero no tengo muy claro que a S le guste que le llamen alienígena! En finsss!!
Bicos F!!

Fran dijo...

Pues tu entrada sigilosa se agradece. Si yo soy alienígena, tú también, ¿no? Mini-alienígena.