Datos personales

Mi foto
De grandes penas y grandes alegrías.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Atrapado en la misantropía.

Ayer me quedé atrapado en la autopista, por un accidente donde murió un camionero.

Durante los largos minutos avanzando a medio embrague, aparte de tener una visión desacostumbrada de la autopista (como cambian muchas cosas según la velocidad), me dio tiempo de sobra a comprobar que uno de los carriles avanzaba bastante más deprisa que el otro. Supuse, claro, que había un carril cortado. E inmediatamente pensé que el que iba más rápido era el que estaba libre, mientras en el otro esperaban a encontrar a alguien considerado que les dejase cambiar.

Me gustó mucho ver que me equivocaba. A veces hace falta algo trágico para sacar lo mejor de nosotros.

No hay comentarios: